HealthLeader

An Online Wellness Magazine produced by The University of Texas Health Science Center at Houston (UTHealth)

Vivir Como Antes

Como cuidar al ser amado y mantenerse como pareja después de un ataque cerebral

Vivir Como Antes

“Hace tres semanas viajaba por todo el mundo. Ahora ni puedo ir al baño solo.”

“Le dije un chiste y se soltó llorando; le dije que mi hermano había muerto, y se soltó riendo.”

“Ella fue el amor de mi vida... No puedo creer que dije eso. Estoy hablando como si no existiera. Y ella esta aquí.”

Sobrevivientes de ataques cerebrales y sus parejas son sometidos a la tarea de volver a casa al espacio donde se establecieron como marido y mujer. En el tiempo que les tomo para decir ‘si acepto’ años atrás, un pequeño vaso vascular se reventó y cambio el horizonte del resto de sus vidas.

El hombre quien en una ocasión siempre revisaba las puertas antes de ir a dormir ahora quizás no sepa ni donde están las puertas. La esposa novelista quizás no recuerde como leer. Los personajes que protagonizaron toda la vida en un abrir y cerrar de ojos han cambiado. Puedes volverte en enfermero y mantener la relación como pareja al mismo tiempo?

“Para parejas, la perdida de quien eran juntos es profunda. Es que entre mas pronto traten de restablecer lo que razonablemente pueden hacer como pareja mejor, con las sabiendas de que varios aspectos podrían cambiar para siempre,” dice la doctora Sharon Ostwald, Ph.D., RN, profesora e Isla Carroll Turner Chair en Enfermería Gerontológica de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Texas en Houston, en el Centro de Envejecimiento.

Vivir como antes

Durante el tiempo más difícil y solitario el trabajo de redefinir un futuro satisfactorio y mutuo cae sobre la persona principal para dar cuidado, normalmente la pareja.

El miedo de perder la intimidad como pareja puede ser tan paralizante como el mismo ataque. El sexo, dependiendo de la edad y de la importancia en la relación antes del ataque, no necesita ser algo que temer o que dejar. “Generalmente si eras sexualmente activo antes del ataque, puedes volver a serlo sanamente,” dice la doctora Ostwald.

Pon atención a tus niveles de fatiga: haz el amor por la mañana, no al final del día cuando los dos están cansados, sugiere la doctora Ostwald. Cambia posiciones para facilitar las partes más débiles. Entiende que en la sociedad el hombre se siente con necesidad de ejecutar, es que tu marido se puede sentir con miedo de que no pueda cumplir. Tú temerás que el sexo le puede ocasionar otro ataque. Depresión, algo que suele pasar después de un ataque pero que es tratable, tanto como en el enfermo como en la persona dando el cuidado, puede pisotear el deseo sexual por completo.

Es que hablen y platiquen al respecto. “Puede cada uno estar sufriendo sus agonías en silencio, sin ninguno de los dos querer empezar la platica,” dice la doctora Ostwald. “Puede ser que sencillamente necesiten resumir la intimidad sin necesidad de sexo y nada mas.”

Como me estoy volviendo

Los hechos concretos son que el mayor porcentaje de recuperación después de que un ataque sucede en los primeros seis meses. Profunda fatiga, depresión, y frustración son parte de la fase de recuperación para los dos. A veces todo esto desaparecerá. A veces no.

La llave de cómo mantener una mentalidad de ‘pareja’ mientras atiendes el cuidado de la persona amada por completo, es aceptando la realidad y encontrando un modo de como hacer florecer la relación durante el proceso de recuperación.

“El problema de un ataque cerebral, es que nunca sabes cuanto dure la recuperación y que mas puede ocurrir,” dice la doctora Ostwald. Las personas que dan el cuidado se agotan a tal punto porque tratan de ser perfectos, y los sobrevivientes de un ataque cerebral sufren un sentimiento tremendo de culpabilidad al ser una carga. Ninguno de los dos sabe como darse permiso para dejar de sentirse así.

Es que mira nuevamente a lo que es, lo que puede ser, lo que puedes cambiar, y lo que puedes aceptar. Para poder ser una pareja sana y amorosa en esta ‘nueva’ relación, quizás primero tendrás que establecer una contigo misma.

Cambio, aceptación, y la sabiduría para reconocer la diferencia

  • Acepta el hecho de que esta no es la misma persona con la que te casaste. Pero tampoco lo eres tú. Todos cambiamos diariamente.
  • Acepta que los dos están evolucionando durante este ataque cerebral de tu pareja.
  • Acepta ayuda. Se particular en tus necesidades cuando familia y amigos te ofrezcan ayuda. La gente quiere ayudar y tú necesitas ayuda.
  • Acepta invitaciones sociales. Es fácil decir que no. Pero algún día la gente dejara de invitarte.
  • Cambia tu tentación de darte por completo a tu pareja. Si estas agotada y te sientes perdida, no habrá opciones para tu ser querido. Solo puedes dar lo que tienes.
  • Acepta que vas a perder tu temperamento. Resentirás el bidet, la cama, y la persona en la cama. Y te sentirás culpable por este resentimiento. Acepta este nuevo estado de ‘Persona Humana’,” perdónate y sigue adelante.
  • Cambia tu tentación de dejar de atenderte a ti misma. Estrés y fatiga te ponen al alcance de pendientes nuevos. Tomate un descanso, una siesta, un regaderazo, una caminata. Mas importante aun, acepta que tu vecina se quede con tu ser querido por una hora. (Entonces, respira hondo si no hace las cosas como tu. Es una hora que antes no tenías.) Ten la sabiduría para reconocer la diferencia entre creando dependencia y promoviendo la independencia en tu ser querido.
  • Hay una diferencia entre cuidando de ellos y haciendo por ellos.

Traducida por Margaret Zambrano

comments powered by Disqus

This site is intended to provide general information only and is not intended to substitute for or be used as medical advice regarding any individual or treatment for any specific disease or condition. If you have questions regarding your or anyone else’s health, medical care, or the diagnosis or treatment of a specific disease or condition, please consult with your personal health care provider.